Abdominoplastia sin drenaje: Doble beneficio

abdominoplastia sin drenaje
Califica esta pagina

Una abdominoplastia, o lipectomia, es uno de los procedimientos de cirugía plástica más populares tanto para mujeres como para hombres. Ya sea que haya perdido una cantidad significativa de peso, haya tenido hijos o simplemente no pueda lograr sus objetivos de acondicionamiento físico a través de la dieta y el ejercicio por sí solos, una cirugía plástica de abdomen podría ser una solución apropiada para usted. Sin embargo, no todas las cirugías de abdomen se realizan con la misma técnica. En muchos casos, una cirugía plástica de abdomen sin drenaje, que también incluye liposucción, puede ofrecer los resultados más completos y recuperación menos complicada.

¿Qué es una cirugía plástica de abdomen sin drenaje? Una cirugía plástica de abdomen sin drenaje combina esencialmente la liposucción con una abdominoplastia tradicional mediante una técnica de sutura en capas específicas que eliminan la necesidad de drenajes posquirúrgicos.

El primer paso es usar la liposucción para remover áreas aisladas de grasa rebelde en el área abdominal. Esto ayuda a tonificar y esculpir mejor los contornos abdominales mientras se minimiza la cantidad de intervención quirúrgica que se necesita para lograr sus objetivos. Luego, se hará una incisión a lo largo del abdomen, a través de la cual el Cirujano plástico en Bogotá puede tensar y retirar la piel y el tejido muscular suelto. Se utilizarán múltiples capas de suturas, lo que elimina la necesidad de drenajes postoperatorios.

Los beneficios de combinar la liposucción y la abdominoplastia. Hay una variedad de beneficios al trabajar con un Cirujano plástico en Bogotá que ofrece la técnica de cirugía de abdomen sin drenaje. En primer lugar, dado que este procedimiento combina la liposucción con una abdominopalstia, el exceso de grasa y la piel floja se pueden tratar al mismo tiempo. La abdominoplastia tradicional, por otro lado, ofrece una cantidad limitada de corrección para la grasa subcutánea. El otro gran beneficio de una cirugía de abdomen sin drenaje es que el proceso de recuperación es generalmente mucho menos complicado que el de un procedimiento tradicional.

Con una cirugía plástica de abdomen sin drenaje, no tendrá que preocuparse por medir la producción de líquido o vaciar un drenaje mientras se recupera. Para la mayoría de las personas, la recuperación después de una cirugía sin drenaje es más corta que con una cirugía regular, y la cicatriz también tiende a notarse menos.

Qué esperar después de la cirugía plástica de abdomen sin drenaje. Después de la cirugía de abdomen sin drenaje, debe usar una prenda de compresión durante unas semanas para ayudar a controlar la inflamación y acelerar el proceso de cicatrización. La mayoría de las personas pueden volver a los activos diarios ligeros en un lapso de 1 a 2 semanas después del procedimiento. Mientras su trabajo no sea muy exigente físicamente. Durante las próximas semanas, usted debe comenzar a notar mejorías graduales en el contorno de su cuerpo, con sus resultados finales siendo visibles en aproximadamente 6 a 8 semanas. Siempre y cuando siga con su dieta saludable y sus hábitos de ejercicio una vez que se haya recuperado completamente de la cirugía estética de abdomen sin drenaje, podrá disfrutar de los mismos excelentes resultados durante los próximos años.

 

Enlaces de interés: