¿Has oído hablar de los injertos de grasa o de la lipoinyección? Incontables mujeres e incluso hombres quieren tener las curvas de su cuerpo bien formadas. Para lograr sus objetivos, cambian de dieta, hacen ejercicio y se someten a una cirugía plástica.

Para tener unos gluteos redondos y tonificados, muslos gruesos, una cara más simétrica no es necesario un implante de silicona. Hoy en día, es posible usar tu propia grasa localizada para llenar y aumentar partes de tu cuerpo con la lipoinyeccion. Un procedimiento rápido que ha dado grandes resultados a nuestros pacientes.

¿Qué es el injerto de grasa o la lipoinyeccion?

La lipoinyeccion es una técnica de cirugía plástica en la que el médico calificado realiza una liposucción en una determinada región del cuerpo para eliminar el exceso de grasa. Luego, esta grasa se separa de la sangre y otros líquidos para ser injertada a través de una aguja, con microinyecciones en el lugar deseado por la persona.

El injerto puede realizarse en las nalgas, los surcos de la cara, los muslos, las manos, los pies y los senos, dando mayor armonía al cuerpo.

¿Cómo funciona la lipoinyeccion?

Inicialmente, la persona recibe anestesia general, epidural o local, dependiendo de la cantidad de grasa que se vaya a eliminar. Se hacen pequeños cortes en las regiones ya marcadas, para infiltrar una solución salina y adrenalina, con el fin de reducir el sangrado y el desplazamiento de la grasa.

Se introduce una cánula que llega a la capa de grasa para ser aspirada por un sistema de vacío. El lugar donde se coloca la cánula cambia según la anatomía del paciente.

Después, la grasa es tratada para separar las células rotas, la sangre y el anestésico. De esta manera, se introducen jeringas finas en la región deseada del cuerpo para dar la forma deseada a la persona. El procedimiento de lipoinyeccion dura entre 1 y 3 horas, dependiendo del tamaño de la intervención.

¿Qué partes del cuerpo pueden recibir la grasa en sí?

Para tener la apariencia deseada y una alta autoestima, la técnica está indicada y puede realizarse en las siguientes regiones.

1. Lipoinyeccion facial

Indicado para reducir las líneas de expresión, las arrugas, dar volumen a las mejillas y mejorar la armonía del rostro.

2. Lipoinyeccion en mamas

Para dar un aspecto más suave y natural, se puede colocar grasa en los senos para aumentar el volumen, disfrazar la prótesis de silicona y también corregir alguna deformación.

3. Lipoinyeccion en glúteos

Se usa para corregir el tamaño de los glúteos o aumentar su tamaño. Incluso para levantarlo, el cirujano también puede agrandar los muslos para hacerlos más estéticos.

4. Lipoinyeccion en manos y pies

A medida que las personas envejecen, pierden tejido graso y tono muscular, y los huesos y las venas se hacen evidentes, dependiendo del caso, el injerto de grasa alivia el problema.

¿Cómo es el preoperatorio?

Para realizar un procedimiento quirúrgico, es necesario un preoperatorio para reducir los riesgos existentes, tanto de la cirugía como de la anestesia. El paciente debe recibir toda la información precisa.

Además, debe dejar de tomar ciertos medicamentos que pueden interferir con la cirugía, como el ácido acetilsalicílico, anticonceptivos, dejar de fumar entre 30 y 60 días antes, para no perjudicar la curación. Además de evitar alimentos como el ajo.

Se le pedirá al paciente pruebas de laboratorio para el recuento sanguíneo completo, sodio, potasio, urea, creatinina, coagulograma, glicemia y urocultura. Dependiendo de la edad del paciente, el médico también solicita un electrocardiograma y una radiografía. Si eres mujer, también se solicita una prueba de embarazo.

Para la lipoescultura del abdomen está indicado hacer el ultrasonido abdominal total y la pared abdominal, para que el médico evalúe las hernias y las patologías intraabdominales.

¿Qué necesitas después de la cirugía?

Después de la cirugía, la región en donde se hizo la liposucción y la que recibió la Lipoinyeccion estarán hinchadas, con manchas debido a la acumulación de sangre. Además, con mucha sensibilidad o insensibilidad, depende de la persona, porque cada una reacciona de manera diferente a la otra. Todo esto, por un período promedio de 20 a 30 días.

En el postoperatorio, la persona puede tener dolor y el tratamiento será con analgésicos y antibióticos, para evitar la infección. Como cada caso es diferente, dependerá de las predisposiciones del paciente a alguna complicación para administrar otros medicamentos.

Se debe usar una faja tan pronto como la persona salga del hospital, para ayudar con el resultado de la cirugía. Esto se debe a que comprimirá y posicionará la piel y la grasa en el lugar que debe permanecer. Su uso es constante durante 30 a 45 días, excepto para el baño.

Los ejercicios físicos, como caminar, son bienvenidos después de 30 días, según la recuperación de la persona.

Otro procedimiento que se debe hacer es el drenaje linfático, para disminuir la hinchazón, los líquidos en el espacio dejado por la liposucción, aumentar la circulación de la sangre y reducir el dolor. Puede hacerse manualmente o con dispositivos. El drenaje ayuda a la curación previniendo la fibrosis y la recuperación es más rápida.