¿Qué significan exactamente cirugía y medicina regenerativa?

Califica esta pagina

Seguro que estás acostumbrado/a al término cirugía plástica y reparadora (o reconstructiva). Desde la II Guerra Mundial esta especialidad ha descrito sin descanso numerosas técnicas para reparar los tejidos, siguiendo la máxima de Sir Harold Gillies, cirujano inglés y uno de los padres de la especialidad: “Tissue like tissue”. Los cirujanos plásticos siempre hemos buscado la zona donante más parecida para la zona a reconstruir, teniendo en cuenta factores como la elasticidad, tipo, color del tejido. Por ejemplo, la mejor piel para reconstruir un párpado es la que está detrás de la oreja o para la nariz es la piel de la frente. Para la reconstrucción hemos usado tejidos de la misma calidad y aspecto. Sin embargo, hemos hecho uso tejidos “diferentes” para rellenar defectos, como por ejemplo tejido muscular para defectos óseos. Técnicas como la microcirugía vascular fueron introducidas por cirujanos plásticos para poder trasplantar tejidos de un área a otra. De hecho, el primer trasplante renal fue realizado por el Cirujano plástico en Bogotá Joseph Edward Murray, que además fue Premio Nobel. Ejemplos de reconstrucciones Por ejemplo, podemos reparar un defecto complejo de la cara trasplantando hueso, músculo y piel que viven gracias a una arteria y vena que se suturan a una arteria y vena del sitio receptor. O las reconstrucciones de mama en las que se utiliza la piel y tejido adiposo abdominales (DIEP): un área muy extensa vive de una arteria muy pequeña de 1 mm o menos.

¿Por qué se han incrementado las intervenciones con grasa propia? Zuk y col. en el 2002 descubrieron una población celular con características de pluripotencialidad en el tejido adiposo. Estas células se obtienen a partir del lipoaspirado y tienen capacidad de diferenciación en varias líneas celulares mesodérmicas (adipogénicas, osteogénicas y condrogénicas), así como la propiedad de clonogenicidad (diferenciación en varias líneas celulares de clones de células madre individuales). Desde entonces los trabajos relacionados con el uso terapéutico del tejido adiposo y de las células madres del tejido adiposo se han disparado de forma exponencial. Hasta esa fecha sólo se podría trabajar con células embrionarias humanas, con sus tremendas limitaciones legales y su excesiva (incluso tumoregénica) potencialidad. Todos los institutos de investigación se lanzaron a utilizar las células mesenquimales adultas para estudios de regeneración tisular. La fuente más común y sencilla de obtener es el tejido adiposo.

En Cirugía plástica se han sustituido tratamientos complejos con técnicas microquirúrgicas por la infiltración con tejido adiposo. Un ejemplo es en malformaciones faciales como el síndrome de Parry-Romberg, en el que se produce un atrofia que esqueletoniza la cara. Antes se hacían rellenos con colgajos obtenidos de la espalda o abdomen, que dejaban una gran cicatriz y secuelas en la zona donante. Ahora se reconstruye con 2 o 3 sesiones de injertos de tejido adiposo enriquecidos con la fracción vascular estromal, obtenidos únicamente por liposucción.

¿Qué significan exactamente medicina y cirugía regenerativa? Asi que la Medicina y Cirugía Regenerativa hace referencia a los tratamientos que pueden realizarse mediante células madre y de forma extensiva en nuestra Especialidad, con tejido adiposo. El objetivo es crear nuevos tejidos y órganos en laboratorio que se puedan trasplantar (Ingenieria Tisular), tratar enfermedades degenerativas con células madre (Terapia celular avanzada). Por el momento sólo hay indicación para unas pocas aplicaciones. Te iré explicando en artículos posteriores en qué situación nos encontramos, porque hay una gran desinformación en el público al respecto.

Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *