¿Qué es la rinoplastia secundaría?

¿Qué es la rinoplastia secundaría?
5 (99%) 20 votes

La rinoplastia secundaría se da, cuando un paciente necesita una cirugía adicional en la nariz para reparar una intervención quirúrgica mal ejecutada, corregir alguna irregularidad del procedimiento previo o esconder cicatrices u otras marcas de una rinoplastia hecha anteriormente. Los factores importantes que guían la rinoplastia secundaría son:

  1. El estado o apariencia actual de la nariz
  2. ¿Cuál es el problema / irregularidad que debe abordarse / repararse?
  3. Avances y estado de la cicatrización presente frente a las cirugías previas
  4. El estado mental del paciente que solicita las revisiones, es decir, identificar si es un perfeccionista insatisfecho, un adicto a la cirugía o una persona psicológicamente desequilibrada. De cualquier manera, es importante considera si está realizando una solicitud quirúrgica injustificable.
  5. ¿Es corregible el problema?

Tras considerar si todos estos factores están en orden, se procede a identificar el problema resultante de la insatisfacción de la rinoplastia anterior y se solicita ahora una segunda rinoplastia, para la cual; el paciente deberá determinar si es mejor cambiar de cirujano por uno especializado en rinoplastia o continuar con el que realizó la intervención primaria. Para ello, es importante considerar que un cirujano que se especializa en la rinoplastia, está especialmente capacitado en el campo, ejercerá análisis y preguntas más profundas antes de proceder con cualquier intervención quirúrgica. Si bien es raro que una nariz no pueda repararse por completo, es importante analizar la motivación del paciente detrás de la solicitud de múltiples cirugías.

Según el análisis estadístico, los procedimientos de revisión de la rinoplastia deben realizarse en el 17% del número total de cirugías de rinoplastia primaria en los Estados Unidos. Sin embargo, es importante considerar que en un gran porcentaje de los casos, la rinoplastia secundaría, hace parte de una irregularidad muy pequeña; la cual, se basa en procedimientos que se ejercen en consultorio y de forma ambulatoria. Esto, debido a que es muy raro encontrar un caso de esta tipología, que requiera un trabajo extenso de revisión, a menos que algo, por alguna razón, haya salido realmente mal. Además, la mayoría de los casos se presentan, como el resultado de un paciente descuidado, despistado, poco precavido o con mala suerte que se causo algún daño en la nariz después de la cirugía al caerse, golpearse o someterse a algún otro trauma físico que requiera atención quirúrgica.

 Aun cuando no es común, algunos pacientes han decidido después de haber realizado la rinoplastia, que su nariz es demasiado pequeña para su rostro y que no fue culpa del médico de cabecera, sino de su propia solicitud de cambios. En estos casos particulares, los cirujanos revisionistas pueden buscar solucionar el problema evidenciado por el paciente, agregando tejido, extendiendo un poco las fosas nasales, estirando el cartílago y expandiendo la nariz para que se ajuste adecuadamente a la cara. Usualmente no hay ninguna condición de la nariz que no se pueda arreglar, reparar o mejorar.

Por otro lado, en algunos momentos o circunstancias, se presentan solicitudes de revisión de rinoplastia de pacientes que inicialmente solicitaron una “apariencia” o cambio en especial, basado en la nariz de un artista o famoso y al final,  el resultado obtenido simplemente no encaja o luce según lo que buscaban. Razón por la cual, proceden a corregir la acción y consiguen un cirujano especialista en revisión de rinoplastia, para hacer que su nariz se vea “normal” de nuevo, es decir, la restauran y regresan a su estado original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *