Por fin, bótox en las patas de gallo

¡Por fin! El Ministerio de Salud, Servicios Sociales e Igualdad ha autorizado el uso de Vistabel, conocido comúnmente como bótox, para mejorar temporalmente la apariencia de las líneas de expresión en el canto externo de los ojos, las llamadas patas de gallo.

¿Pero no estaba autorizado ya? Pasa con frecuencia que la investigación y práctica médica vaya muy por delante de las normas y la legislación que, en aras de una intachable política de seguridad, hace que el sistema de autorizaciones sea lento y engorroso.

¿Qué zonas pueden tratarse con bótox con efectividad? Así que actualmente podemos decir finalmente que el uso autorizado de Toxina Botulínica con fines estéticos es para las arrugas de expresión en la frente, el entrecejo y las patas de gallo. Estoy segura que con el tiempo se ampliarán estas indicaciones porque en la investigación de medicina estética sabemos que se pueden mejorar muchos otros aspectos con el bótox: La sonrisa gingival con exposición de las encías al reír por el músculo elevador del labio superior, las arrugas en la nariz por el músculo elevador del ala nasal y el músculo nasal, la definición de la mandíbula y las bandas del cuello debidas al músculo platisma, la hipertrofia del músculo masetero que ensancha la cara, las arrugas de marioneta producidas por el músculo depresor del ángulo de la boca. Es decir, se pueden tratar otros músculos para mejorar la estética facial.

¿Sólo para fines estéticos? Me gustaría recalcar que el uso de la Toxina Botulínica no solo tiene fines estéticos, es muy útil para la prevención de la espasticidad en patologías neurológicas como parálisis cerebrales e ictus, las migrañas, la incontinencia urinaria. También tiene unos resultados altamente satisfactorios en el tratamiento temporal de la hiperdrosis axilar. Y esto lo digo para eliminar ese halo de desconfianza que ha teñido este tratamiento por la difusión de noticias con poco rigor científico e informativo: el tratamiento con bótox en manos expertas es seguro, fiable, con escasos efectos secundarios, y con un ratio coste-beneficio muy alto. Quería personalmente agradecer a todos los pacientes que se informan y han confiado y confían en todos los profesionales médicos que usamos bótox con fines estéticos. Los avances médicos son siempre en beneficio del paciente y los médicos estamos para ofrecer los tratamientos más adecuados en cada caso.

Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *