Motivación para cumplir con los propósitos

La motivación viene de la emoción y la emoción viene del pensamiento, la motivación para conseguir un propósito permanece cuando el pensamiento está en sintonía con la emoción. Es imprescindible cultivar y alimentar el pensamiento para que la motivación no se diluya, por lo tanto la clave se encuentra en centrarnos en la fuerza del pensamiento, ejercitar nuestra mente para crear los nuevos hábitos que nos propongamos. Es imprescindible que el propósito que nos marquemos dé sentido a nuestra vida, nos haga sentir seguros, nos reporte satisfacciones y nos ayude a ver el futuro con optimismo. Se dice que el cerebro tarda 40 días en instaurar un nuevo hábito, para ello es necesario trabajar la paciencia y la disciplina. Es fácil caer en la tentación de volver al comportamiento anterior, debemos mantenernos focalizados hacia el motivo por el que decidimos este cambio desde el principio.

¿Cómo alimentar la motivación para conseguir nuestro propósito? Enfocarnos hacia el motivo por el cual decido el nuevo propósito Registrar las ventajas del nuevo hábito que hemos elegido Creer en la habilidad y fuerza para cambiar Crear una imagen mental clara del resultado que queremos obtener, por ejemplo si deseamos bajar de peso, nos visualizamos con todas las ventajas que ello supone, con una clara definición Compromiso con nosotros mismos y con nuestro entorno, si nos comprometemos con el entorno nos puede ayudar a encontrar nuestro potencial interno Responsabilidad, somos los responsables de convertir la meta en realidad, asumir nuestros cambios, riesgos, fracasos y éxitos El propósito debe ser realista, no crearnos expectativas inalcanzables Definir el plazo para conseguir la meta, mejor dividirla en pequeños objetivos Valorar los pequeños cambios diarios, agradecer lo que conseguimos, y regístralo en un cuaderno. Un pequeño cambio puede generar un gran cambio! Permitirnos el error, no centrarnos en la culpa, sino transformarlo en aprendizaje Concentrarnos en el resultado, evitar pensar en deseos y excusas Recordar: Hoy estamos construyendo nuestro futuro Actitud positiva siempre Si aún así, tenemos dificultades en conseguir nuestros propósitos, podemos recurrir a un psicólogo especialista para que nos ayude a entrenar la mente y enfocarla a resultados.

Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *