La mayoría de las mujeres que consideran el aumento de senos siempre tienen algunas dudas, y algunas de estas dudas están relacionadas con la lactancia materna. Una de las preguntas más frecuentes es si pueden amamantar a sus hijos con la presencia de un implante en el cuerpo.

Lo que a menudo genera efectivamente esta duda es el hecho de que las mujeres no están bien informadas sobre el lugar donde se encuentra la prótesis. El implante puede colocarse detrás del músculo pectoral (prótesis submuscular) o detrás de la glándula mamaria (subglandular). La elección se hace a través de la estructura de cada mujer en particular con el objetivo de obtener un seno hermoso, natural y firme.

Cualquiera que sea la opción elegida, ninguna de ellas perjudica la lactancia materna, ya que la prótesis está siempre por debajo del tejido mamario responsable de la producción de leche.

Para que no haya interferencias con la lactancia, es imprescindible tener en cuenta que el tamaño del implante debe ser acorde con las características del cuerpo de la mujer, ya que si es demasiado grande, pueden surgir problemas, como la atrofia del tejido mamario, que pueden ser perjudiciales para la lactancia.

Para que el cirujano pueda definir el tamaño ideal de la prótesis, debe tener en cuenta no sólo la forma de los senos y la posición de los pezones, sino también toda la anatomía de la paciente, en cada caso particular. Esta es una decisión que siempre se debe tomar junto con el cirujano, para que se elija un tamaño hermoso y adecuado que no perjudique la salud del paciente.

Hoy en día, tanto las cirugías como las prótesis son más seguras, lo que asegura buenos resultados no sólo en términos estéticos sino también en términos de salud de la mujer, como es el caso de la lactancia materna, ya que las técnicas utilizadas evitan interferencias con la glándula mamaria. Sin embargo, puede haber casos en los que las madres no producen leche por razones naturales pero que no están relacionados con la presencia de prótesis.

Las mujeres que desean colocarse implantes mamarios pero que tienen miedo, ya que todavía quieren ser madres y amamantar, no necesitan preocuparse, pueden estar tranquilas ya que esto no interfiere con la lactancia materna.

El diálogo con su cirujano le permitirá comprobar qué técnica es la más adecuada para su caso particular.

En cualquier caso, debe tener en cuenta que aunque la cirujana hace todo lo que puede en el procedimiento quirúrgico, el período postoperatorio es crucial para el éxito de la cirugía y la obtención de los resultados deseados. Por lo tanto, es necesaria toda su implicación y compromiso para seguir todas las recomendaciones para que el proceso de recuperación se lleve a cabo de forma natural y sin complicaciones.

Si usted está considerando una mamoplastia de aumento, le informamos que nuestro consultorio de cirugía plástica está equipado con las tecnologías más modernas en esta área y que contamos con un equipo experimentado y amigable disponible para ayudarle a lograr el resultado que siempre ha deseado.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by