Hace muchos años, aquellos que estaban insatisfechos con su apariencia o con el efecto del envejecimiento natural no tenían más que aceptarlo. Hoy en día, afortunadamente, con el avance de la medicina y las técnicas de cirugía plástica, ya hay varios procedimientos capaces de retrasar el envejecimiento de la piel e incluso alterar algunos rasgos.

El avance de la edad hace que la piel ya no sea la misma. La pérdida de elasticidad y de colágeno hace que el tejido presente un aspecto flácido y envejecido, lo que acaba dando un aspecto de más edad. Y no todo el mundo quiere eso, ¿verdad?

Una de las formas de revertir los efectos del envejecimiento de la piel es el hilo ruso. Es una tecnología que ha sido remodelada y, hoy en día, presenta resultados muy satisfactorios, y puede ser utilizada en la cara y otras partes del cuerpo.

¿Qué son los hilos tensores?

Es un procedimiento estético relativamente simple, pero debe ser realizado por cirujanos plásticos. Su principal objetivo es aumentar el soporte de la piel en las zonas donde está más flácida.

El procedimiento se realiza a partir de la incisión de un hilo – que puede ser de diferentes materiales – bajo la piel, en capas más profundas de grasa. La idea es que la piel se estira hacia atrás, disfrazando las líneas de expresión y la flacidez. Para que esto funcione, el hilo es atrapado en una superficie más alta y escondido con pequeñas garras.

Esta es una técnica con resultados satisfactorios y, debido a la facilidad y rápida recuperación, se está volviendo muy indicada por los cirujanos y bien aceptada por las personas que buscan una mayor armonía facial sin pasar por otros procedimientos más invasivos.

Indicaciones

El rejuvenecimiento con hilos tensores puede utilizarse en varias áreas del cuerpo, como:

Cara: principal foco de la cirugía, tiene como objetivo eliminar las arrugas y líneas de expresión, dejando un acabado impecable;

La nariz: también puede ayudar en el procedimiento de la rinoplastia;

Cejas: el hilo ruso ayuda a levantar la ceja, eliminando la mirada de tristeza y dejando la región arqueada;

Pechos: tiene como objetivo levantar los pechos de las mujeres con flacidez debido al embarazo o a una gran pérdida de peso;

Nalgas: tiene como objetivo levantar las nalgas de forma natural, influyendo también en la corrección de la postura corporal.

Tipos de hilos

En los años 90, un tipo de alambre tuvo bastante éxito en los procedimientos de rejuvenecimiento: los alambres de oro o de metal. A pesar de los resultados positivos, este tipo de material no era absorbible por la cara, lo que con el tiempo podría causar algunos inconvenientes, como la oxidación, dejando una sombra verdosa.

Hoy en día, hay hilos de PDO (polidioxanona), que son absorbibles por el cuerpo humano. Esto es una ventaja, porque el riesgo de rechazo es prácticamente nulo y, además, con el paso de los años, el cuerpo absorbe el material sin causar ningún daño a la salud o a la apariencia.

¿Cómo se hace el procedimiento de rejuvenecimiento con hilos tensores?

El procedimiento para la inserción del alambre ruso en las capas de grasa debe ser realizado por un cirujano plástico miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, en una clínica con la infraestructura adecuada.

Para someterse al procedimiento, el paciente debe someterse a unos exámenes básicos que atestigüen las condiciones mínimas de salud y también al coagulograma, a fin de identificar si la sangre del paciente tiene condiciones de coagulación y evitar las hemorragias.

El día en que se coloca el alambre ruso, el paciente recibirá anestesia local y el médico hará un pequeño corte en el lugar donde se realizará la inserción. El alambre – o los alambres, dependiendo de la necesidad estética del paciente – se insertará entre la piel y la capa de grasa. El profesional entonces posicionará el cable en la dirección exacta que la piel debe seguir.

Después del final de la inserción, ya se podrá notar alguna diferencia, pero el resultado definitivo sólo será perceptible después de 30 días. Esto ocurre porque, como reacción del cuerpo, hay un aumento en la producción de colágeno y elastina, lo que resulta en una mayor firmeza de la piel, dejando la apariencia aún más joven.

La durabilidad de los resultados depende de varios factores. Uno de ellos consiste en los hábitos adoptados por el paciente, ya que no se recomienda la exposición excesiva al sol, el uso de cigarrillos o los cambios de peso muy repentinos. También es necesario seguir al pie de la letra los consejos médicos. Por último, según el caso, pueden ser necesarias más hebras para obtener un mejor resultado.

¿Cuáles son los beneficios de la técnica?

El hilo ruso, además de grandes resultados en cuanto a la mejora de la firmeza y la elasticidad de la piel, también tiene otras ventajas, como:

  • aplicación de anestesia local, permitiendo que el paciente regrese a casa poco después de la cirugía;
  • una rápida recuperación, porque en hasta 24 horas, ya es posible reanudar las actividades;
  • resultado inmediato, lo que permite notar las diferencias en la piel en sólo unas horas después del procedimiento;
  • ausencia de cicatrices visibles, ya que los cortes son mínimos y en lugares discretos;
  • buena aceptación del cuerpo, lo que evita complicaciones;
  • la estimulación de la producción de colágeno, mejorando la firmeza de la piel;
  • un procedimiento indoloro;
  • tranquilidad en el postoperatorio, siendo necesario seguir las recomendaciones médicas;
  • posibilidad de ser realizado en personas mayores, de forma diferente a otros procedimientos estéticos.

Todos estos beneficios de este procedimiento sólo pueden aprovecharse si se elige una clínica con buena reputación en la zona y un cirujano que sea capaz de realizar dicho procedimiento. Con esto, el rejuvenecimiento a través de la técnica será más palpable y tendrás la armonía facial de nuevo.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?