¿Cuál es la diferencia entre una rinoplastia abierta y una cerrada?

cirugia de nariz abierta y cerrada
¿Cuál es la diferencia entre una rinoplastia abierta y una cerrada?
4.4 (88.89%) 9 votes

Una cirugía de nariz de nariz o rinoplastia tiene diferentes clasificaciones. Según la forma de abordaje o de realizar la operación se clasifica en Abierta o Cerrada.

También podemos clasificar la rinoplastia de acuerdo a su carácter, y puede ser Reconstructora, Funcional, Reparadora y Estética, clasificándose dentro de esta última una vez más, de Disminución o de Aumento. Comencemos 😉 !

Rinoplastia Cerrada. ¿Qué es?

La cirugía de nariz cerrada, es una intervención quirúrgica que se realiza dentro de la nariz, es la más leve de las Rinoplastias, porque se lleva a cabo sólo cuando el caso referido no es difícil ni grave. Se hace desde adentro de las fosas nasales.

La cirugía busca moldear la piel, el hueso y el cartílago que forman la nariz, para lograr la forma buscada, por medio de las fosas nasales. Mayormente la rinoplastia cerrada conlleva la utilización de anestesia local, además de sedación.

Diferencias notables entre la rinoplastia abierta y la cerrada

La Rinoplastia Cerrada no suele dejar cicatrices, puesto que se lleva a cabo desde el interior de las fosas nasales, por la facilidad del caso, a diferencia de la Rinoplastia Abierta, la cual supones una gravedad importante del caso y suele dejar marcas en la piel.

En intervenciones quirúrgicas de mayor dificultad, la cerrada no permite mayor movilidad, mientras que la abierta si lo hace.

La rinoplastia cerrada no sólo es menos invasiva, sino que produce menos hematomas, hinchazón (entre otras consecuencias lógicas de una intervención quirúrgica) que una rinoplastia abierta.

A pesar de parecer que la rinoplastia cerrada es un procedimiento mucho más sencillo, eso no significa que sea fácil, por la limitante en el espectro de movimientos que pueden realizarse dentro de las fosas nasales, por lo cual, el acceso a determinadas partes de la nariz se complica.

La experiencia y especialidad del cirujano plástico debe ser amplia e importante, puesto que un error, aunque sea leve, en un “ambiente cerrado”, puede causar problemas derivados, alejar el resultado del esperado e incluso provocar heridas internas.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad y recomiéndala a aquellas personas que desean o necesitan pasar por este tipo de intervenciones. Ahora, veamos la operación abierta.

¿Qué es una Rinoplastia Abierta?

La rinoplastia abierta comprende una pequeña incisión en la base de la nariz que divide las fosas nasales (conocido como columela), luego se levanta el trozo de piel para que el cirujano pueda apreciar claramente la zona afectada, a operar, para lo que debe poder acceder con facilidad al cartílago y al hueso más fácilmente.

Concluida la intervención quirúrgica, el especialista devuelve la piel a su posición y sutura la incisión anterior, en la Columela.

Aunque el procedimiento es más complejo, el desarrollo postoperatorio es similar, pero no igual al de una rinoplastia cerrada.

A pesar de tratar casos de mayor gravedad de daño o necesidad, la rinoplastia abierta deja una pequeña cicatriz que, dependiendo del método puede resultar imperceptible, pues se esconde debajo de los orificios nasales, en la unión de la nariz con los labios (labio superior).

La anestesia general es la mayormente utilizada para realizar una rinoplastia abierta, y en la actualidad, con todos los avances tecnológicos y sabiendo el obvio riesgo que corre el paciente con el procedimiento, se ha logrado disminuir al mínimo el peligro de errores en la operación de nariz.

Ventajas de la Rinoplastia Abierta

La rinoplastia abierta señala ciertas ventajas, a pesar de llevar un procedimiento más complejo que la Rinoplastia Cerrada.

  1. Al realizar la incisión y no hacerse desde adentro de la nariz, el cirujano tiene más posibilidades de movimientos y maniobras para moldear, sin mencionar una mayor capacidad de observar la zona afectada, y poder trabajar cómodamente con ambas manos.
  2. Gracias a la amplitud de visión y capacidad de movimiento del especialista, obtendremos un diagnóstico más preciso mientras se realiza la intervención quirúrgica, resultados más exactos, amoldados a los deseos y o necesidades del paciente, y mucha más naturalidad.
  3. Facilidad para desarrollar operaciones más complicadas como asimetrías, injertos e implantes, gracias a la naturaleza de la cirugía de nariz abierta.

A pesar de las ventajas mencionadas, existen algunos riesgos e inconvenientes que comprende una cirugía abierta. Veamos:

Riesgos de una rinoplastia abierta

  1. Es una operación agresiva, más invasiva, así que conllevan mayor duración en quirófano y cantidad de anestesia.
  2. Dejará cicatriz (visible, imperceptible, depende del cirujano).
  3. Hay riesgo (poco) de mayores hemorragias e infecciones superficiales.

Requerir de una rinoplastia abierta o cerrada siempre va a depender del diagnóstico realizado por el especialista, las necesidades del paciente y la gravedad del caso que se trate.

Le puede interesar:

5 aspectos que debe considerar antes una rinoplastia en Bogotá

¿Cuál es la mejor técnica para mi rinoplastia?

¿Qué puede ofrecer la cirugía plástica a los hombres?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *