13 datos que debes saber sobre la reducción de senos

13 datos que debes saber sobre la reducción de senos
4.9 (98.57%) 14 votes

Para muchas mujeres, tener senos grandes no es sinónimo de sensualidad, debido a que llevar un par de kilos de más puede causar todo tipo de problemas, desde dolor de espalda y cuello hasta incluso erupciones e infecciones en la piel. Razones por las cuales, la cirugía de reducción de senos, se ha vuelto bastante común, aun cuando en algunos casos se entiende de manera errónea.

13 datos a tener en cuenta:

1)La reducción de senos es posible para cualquier tamaño:

Para aplicar o ser candidata a una reducción de senos, no existe un límite o un mínimo en el tamaño de los mismos, debido a que es una intervención adecuada para cualquiera que pueda beneficiarse del procedimiento. Sin embrago, esta es una operación dirigida a aliviar el dolor, por tanto, se aconseja para personas que sufren de dolor de espalda y aquellas que sienten interferencia de los senos al realizar actividades físicas.

2) No es solo para personas que siempre han tenido senos grandes:

Otro hecho sorprendente sobre la reducción de senos es que no es solo para las personas que han tenido senos grandes desde la pubertad. Esto, debido a que con el paso del tiempo el cuerpo cambia y con ello, en algunos casos la necesidad de reducción.

3)   La reducción de senos es posible para personas de todas las edades:

La reducción mamaria no está dirigida exclusivamente para madres o personas mayores, debido a que las jóvenes que tienen problemas a causa del tamaño de sus senos, también son candidatas al procedimiento. Lo importante para esta cirugía, es que la paciente esté sana y pueda tolerarla.

4) Es un procedimiento ambulatorio:

A pesar de que puede parecer un procedimiento demorado, la reducción de senos en realidad es una cirugía ambulatoria que dura aproximadamente 3 horas, y debido a su naturaleza, brinda una recuperación rápida, lo que permite que las pacientes vuelvan a casa el mismo día, regresen a su rutina después de una semana y a realizar actividades sin restricciones transcurridos un mes y medio.

5) Cada reducción de senos también incluye un levantamiento:

La reducción mamaria, a pesar de su nombre, no se trata exclusivamente de la eliminación de tejido. También implica realizar el levantamiento del seno para adaptar la piel y ajustar los tejidos reducidos, buscando brindar una apariencia más natural y evitar flacidez.

6) No puedes elegir un nuevo tamaño de copa:

Puede parecer atractivo imaginarse un nuevo tamaño de copa, pero en realidad no es así como funciona la cirugía, debido a que a pesar de tener una visualización de cómo quedaran los senos,   no es posible saber cuál será la copa perfecta o adecuada antes del postoperatorio. Así que, teniendo esto en mente, es importante que inicialmente se concentre en la forma y no en el tamaño.

7) Tu habilidad para amamantar puede cambiar:

Si bien es un mito que la reducción mamaria impedirá que pueda amamantar en el futuro, vale la pena considerar que puede suceder que algunas mujeres no puedan  lactar  debido al tejido cicatricial interno o a la reubicación del pezón resultante de la intervención quirúrgica. Sin embargo, dependiendo de la técnica utilizada se puede ver afectada o no la lactancia materna.

8) Puede o no puede perder la sensibilidad en sus pezones:

Aunque no  es común, en algunos casos las pacientes indican haber perdido sensibilidad en los pezones. Un factor que se puede presentar, debido a que esta, puede verse afectada por un periodo de tiempo o por el desarrollo de un entumecimiento persistente, generado por el tejido cicatricial.

9) Tendrás cicatrices, pero no tan malas como puedas pensar:

Un gran impedimento para muchas personas que consideran la reducción de senos es la cicatrización, debido a que es  desalentador considerar tener un recordatorio permanente de la cirugía. Factor ante el cual, los cirujanos buscan que éstas sean lo menos abrumadoras posibles, pero advierten que su estado depende del procedimiento y de la capacidad natural de la piel para sanar.

10) La cirugía no garantiza la simetría:

Tener senos asimétricos es una de las muchas razones por las que las personas optan por una reducción mamaria. Sin embargo, aunque la cirugía es una ciencia, es imposible garantizar una simetría completa después del procedimiento.

11) La reducción de senos no se puede hacer solo con liposucción:

A nuestra consulta llegan pacientes con la expectativa que la cirugía de reducción de senos se realiza sólo con una liposucción. Ese no es el caso, debido a que la aplicación de esta cirugía por sí sola, dejaría un exceso de piel que haría que los senos se vean desinflados y obtengan una apariencia poco estética. Además, el tejido de la glándula mamaria es un tejido muy duro que no permite realizar liposucción.

12) El procedimiento podría reducir el riesgo de cáncer:

Uno de los beneficios adicionales de la cirugía es la reducción del riesgo de cáncer de mama, debido a que disminuye la cantidad de tejido mamario.

13) Sus senos requerirán un tipo diferente de cuidado por un momento:

Utilizar brassiere  sigue siendo importante después de una reducción de senos, debido a que independientemente de lo elevados que estén, sus senos continuarán cambiando con el tiempo y la gravedad, como lo hacen todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *