Cirugía plástica en niños

Alrededor de un millar de menores se someten a intervenciones estéticas en Bogotá cada año. La de orejas es la cirugía plástica en niños más demandada. Solo un 1,3 por ciento de las intervenciones de cirugía estética en Bogotá se realizan a menores de 18 años, un dato muy similar al de otros países como Estados Unidos (1.9 por ciento) y Alemania (1.4 por ciento). En total, en 2014 se practicaron 853 intervenciones a niños, se operan los niños El 46.5 por ciento de las intervenciones en menores fueron otoplastias (397 en total), el 10.4 por ciento liposucciones (89), el 10.3 por ciento aumento de mamas (88), el 9.8 por ciento rinoplastias (84) y el 4.5 por ciento ginecomastias (38), frente a otras cirugías mucho menos numerosas como la cirugía genital (13). Según este informe, para algunos especialistas, las operaciones de orejas no son meramente estéticas y están justificadas en niños desde un punto de vista médico por el sufrimiento psicológico asociado; además, «a diferencia de otras intervenciones, puede aplicarse a partir de una edad muy temprana ya que no se ve afectada por el desarrollo evolutivo del menor», sostienen estos expertos. ¿Hay aumento de pechos en menores? Tras las otoplastias, las cirugías de las mamas se sitúan en segundo lugar con un 20.4 por ciento, aunque los aumentos de pecho solo son el 10.3 por ciento, un número pequeño pero que “debería ser todavía más bajo”, según los autores del estudio, porque a esa edad las mamas no están todavía totalmente desarrolladas y, en principio, parece más conveniente esperar a que la paciente tenga más edad para plantearse un aumento de senos. Distinto son las ginecomastias o reducción de la mama en varones (un asunto del que ya hablamos en este post), que no presenta ningún inconveniente y está está recomendada para cualquier edad, teniendo también en cuenta los complejos y problemas psicológicos que pueden suponer para un chaval. ¿La ley permite operar a menores? La diferencia entre aumento de mamas y ginecomastia estriba en que una se trata de cirugía reparadora y la otra de cirugía estética. Según el doctor Guevara, director de Cirugía Plástica Dr. Guevara, “un buen pellizco” de las intervenciones en menores obedece a criterios meramente estéticos y son, en muchos casos, como ‘regalos’ por estudios, etc. El problema es que en Bogotá no hay una regulación específica de las operaciones de cirugía plástica-estética en niños. La Ley de Autonomía del Paciente simplemente establece que los menores necesitarán del consentimiento de sus padres, “pero a partir de los 16 años pueden decidir operarse si se les considera con suficiente ‘madurez’ (algo que se deja a evaluación psicológica)”, apunta el doctor Geuvara. En este último caso, si la operación conlleva grandes riesgos, los padres tendrán que ser informados y deberán dar su opinión. En cualquier caso, hay un consenso mayoritario entre los especialistas españoles en la materia para no operar a menores salvo en casos justificados (malformaciones, traumatismos, gigantomastia puberal). Si eres padre o madre de un menor y estáis pensando en alguna operación plástica del niño, no dudes en pedir cita con nuestros especialistas y te informaremos sin compromiso sobre la idoneidad del procedimiento, con absoluta honestidad. Confía en profesionales.

Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *